SENTENCIA º


Save this PDF as:
 WORD  PNG  TXT  JPG

Tamaño: px
Comenzar la demostración a partir de la página:

Download "SENTENCIA º"

Transcripción

1 SENTENCIA º TRIBUNAL PENAL DE SAN JOSÉ, PRIMER CIRCUITO JUDICIAL. San José, a las ocho horas con treinta minutos del once de mayo de dos mil quince. PROCESO PENAL bajo el expediente Nº PE seguido contra el imputado que se identificó como ANGEL ALFREDO ARRIOLA GUITY, quien dice contar con el documento de identidad E217635, nacido en Cuba el 30 de abril de 1975, hijo de Sixto Arriola e Irma Zapata Guity, soltero, hondureño, comerciante de ropa, con domicilio en Francia y sin domicilio conocido en este país; FRANCISCO RODOLFO CABRAL BERMÚDEZ C.C. CARBALLO, , divorciado, nació el 29 de octubre de 1969, hijo de José Cabral y Teresa Bermúdez, divorciado, guatemalteco, comerciante de ropa, divorciado, guatemalteco, sin domicilio conocido, y JESSICA MORALES CRUZ, costarricense, cédula de identidad , nació el 07 de mayo de 1980, hija de Víctor Manuel Morales Artavia y Cándida Cruz Porras, casada, empresaria, vecina de Desamparados de Alajuela, del super Yireh 500 metros norte, 400 metros este y 300 metros norte, por el delito de LEGITIMACIÓN DE CAPITALES PROVENIENTES DEL NARCOTRÁFICO, en perjuicio del ORDEN SOCIOECONÓMICO Y LA SALUD PÚBLICA. Intervinieron el Fiscal de Juicio, licenciado Carlos Eduardo Cárdenas Chinchilla; como defensor de los co-imputados, el licenciado Alejandro Marín Pacheco; como defensor de la encausada, el licenciado Andrés Pérez González; y el Tribunal de Juicio integrado por los jueces Maribelle Bustillo Piedra quien presidió, Max Antonio Escalante Quirós y Rosa María Acón Ng. RESULTANDO: I.- El Ministerio Público formuló acusación (folios 426 a 468), basándose en los siguientes hechos: PRIMERO: Los imputados FRANCISCO RODOLFO CABRAL BERMÚDEZ, quien dice ser ALDREDO ARRIOLA GUITY (no se ha podido corroborar su verdadera identidad), HARLIN CLARIZA SPICER CLARK, -a hoy evadió el proceso penal, AZUCENA ALEYDA PERALTA ALANIZ, -a hoy evadió el proceso y JESSICA MORALES CRUZ, pertenecen a una organización

2 criminal que realiza actividad delictiva a nivel trasnacional, que se dedica a legitimar capitales provenientes del narcotráfico. Los imputados e imputadas dentro de dicha organización tienen el rol de resguardar y transportar dinero producto de la actividad ilícita del ámbito internacional que se ha obtenido a través del tráfico de drogas por parte de la organización, y a su vez realizar actos para encubrir el origen ilícito del dinero. SEGUNDO: Entendido del origen ilícito del dinero y de su responsabilidad de la movilización del mismo, en fecha 18 de diciembre de 2013, al ser aproximadamente las veinte horas con veintidós minutos, en la Provincia de San José, Cantón San José, distrito el Carmen, entre avenida 3 y 5, calle 33 específicamente en el Hotel Luz de Luna en la habitación denominada Mono, los imputados FRANCISCO RODOLFO CABRAL BERMÚDEZ en conjunto con quien dice ser ANGEL ALFREDO ARRIOLA GUITY (no se ha podido corroborar su verdadera identidad) y las dos imputadas que se evadieron del proceso transportaban de manera oculta dinero que sabían provenían de la organización delictiva por el tráfico de drogas, dentro de una bolsa plástica que usualmente se utiliza para depositar basura. El monto ilícito movilizado por ellos fue en total QUINIENTOS OCHENTA Y SEIS MIL SETECIENTOS CINCUENTA DÓLARES ESTADOUNIDENSES (USD , un aproximado de DOSCIENTOS NOVENTA Y SEIS MILLONES SETECIENTOS SESENTA MIL QUINIENTOS CUARENTA Y SIETE COLONES CON CINCUENTA CÉNTIMOS ( ,50) al tipo de cambio de ese día) y CIENTO SESENTA Y UN MIL DOSCIENTOS VEINTIÚN COLÓN CON SETENTA Y CINCO CÉNTIMOS ( ) con pleno conocimiento y distribución de funciones, pues ambos ingresaron a dicho Hotel de una manera clandestina, para no ser identificados con el dinero de procedencia ilícita, debido a que fueron las imputadas (hoy rebeldes, que son parte de la organización criminal internacional) que reservaron las habitaciones a los

3 imputados, pues ellos se encontraban de manera ilegal en Costa Rica y ellas estaban de paso por Costa Rica. TERCERO: En fecha, hora y lugar señalado, los imputados FRANCISCO RODOLFO CABRAL BERMÚDEZ en asocio con quien dice ser ANGEL ALFREDO ARRIOLA GUITY (no se ha podido corroborar su verdadera identidad) y las encartadas hoy rebeldes, tenían el dinero antes descrito en su poder de manera oculto, y fueron detenidos por un disturbio violento ocasionado en el Hotel por el consumo de tabaco y licor. Por lo que antes de que el grupo criminal pudiera disponer del dinero la Policía Administrativa de la Municipalidad de San José, fue llamada para detener los disturbios ocasionados por quien dice ser ANGEL ALFREDO ARRIOLA GUITY (no se ha podido corroborar su verdadera identidad) y estos a la hora de que les solicitaron desalojar el lugar por seguridad, se observó por parte de un oficial de dicha policía la gran cantidad de dólares estadounidenses que trasladaban de manera inusual los imputados. Por lo que le comunicaron a la policía judicial, la cual halló por medio de la investigación y un allanamiento otorgado por el Juzgado Penal de Turno Extraordinario del Segundo Circuito Judicial de San José, Goicoechea en el lugar antes indicado, las siguientes sumas de dinero, QUINIENTOS OCHENTA Y SEIS MIL SETECIENTOS CINCUENTA DÓLARES ESTADOUNIDENSES (USD , un aproximado de DOSCIENTOS NOVENTA Y SEIS MILLONES SETECIENTOS SESENTA MIL QUINIENTOS CUARENTA Y SIETE COLNES CON CINCUENTA CÉNTIMOS ( ,50) al tipo de cambio de ese día) y CIENTO SESENTA Y UN MIL DOSCIENTOS VEINTIÚN COLÓN CON SETENTA Y CINCO CÉNTIMOS( ,75) y además se les halló material que es comúnmente utilizado para empacar dinero al vacío como lo es el plástico adhesivo, papel aluminio, talcos, cuenta adhesiva, algodón, acetona, jabón en polvo y en barra, yodo, y por último una cutter, y así evitar que no se deteriore el papel moneda debido a que éste deber ser trasladado y guardado en lugares que pueden dañar los

4 billetes, pues se debe trasmitir de manera oculta por provenir del narcotráfico. Y que por la casual acción de los miembros de la policía actuantes, los imputados no pudieron ni siquiera empacar dicho dinero, con los productos antes señalados. CUARTO: En cuanto a la acusada JESSICA MORALES CRUZ, según lo planeado por la organización criminal, su función era que si las personas que transportaban el dinero ilícito, eran detenidos, ella actuaría e intervendría haciéndose pasar como ofendida de un delito de estafa para, hacer creer a las autoridades que, el dinero supuestamente estafado era de sus negocios, y estos habían dio retirados por ella directamente de sus empresa ilícitas y por consiguiente se le había causado un perjuicio patrimonial, y así evitar el decomiso del dinero por parte de las autoridades, encubriendo el origen ilícito del mismo. Lo precedente se llevaría a cabo de la siguiente manera; los imputados se harían responsables de haber realizado una estafa en contra de JESSICA MORALES CRUZ, luego se intentaría convencer a las autoridades de la existencia de una estafa y no de un delito de legitimación de capitales. Y habiendo sucedido lo anterior, ellos- las partes, imputados e imputada de la presente causa, llegarían a una conciliación con el único objetivo de poder recuperar el dinero ilícito. QUINTO: No obstante, la denuncia planteada por la acusada JESSICA MORALES CRUZ ante el Ministerio Público en fecha 08 de enero del 2014 no tuvo asidero legal ni probatorio, pues no se confirmó la existencia del hecho delictivo denunciado. Menos aún ha quedado claro que la acusada JESSICA MORALES CRUZ, haya entregado la suma de QUINIENTOS OCHENTA Y SEIS MIL SETECIENTOS CINCUENTA DÓLARES ESTADOUNIDENSES (USD un aproximado de DOSCIENTOS NOVENTA Y SEIS MILLONES SETECIENTOS SESENTA MIL QUINIENTOS CUARENTA Y SIETE COLONES CON CINCUENTA CÉNTIMOS ( ,50) al tipo de cambio de ese día) y CIENTO SESENTA Y UN MIL DOSCIENTOS VEINTIÚN COLÓN CON

5 SETENTA Y CINCO CÉNTIMOS ( ,75) a los co-acusados FRANCISCO RODOLFO CABRAL BERMÚDEZ y a quien dice ser ÁNGEL ALFREDO ARRIOLA GUITY( no se ha podido corroborar su verdadera identidad), el cual procedía de sus negocios, para que ellos lo movilizaran en una bolsa plástica que generalmente se utiliza para depositar desechos. II.- Las partes y sus abogados fueron debidamente citados y el debate se celebró durante las siguientes audiencias de los días 22, 23, 27 y 28 de abril, 4, 5, 6 y 7 de mayo de Al ser las 08:30 horas del 11 de mayo de 2015 se dictó la parte dispositiva de la sentencia y se señalaron las 16:00 horas del 18 de mayo de 2015 para la lectura integral del fallo. III.- En los procedimientos se han cumplido las formalidades previstas por el ordenamiento jurídico costarricense. La deliberación se ha efectuado de acuerdo con las normas procesales con intervención activa de todos los integrantes del Tribunal quienes hemos emitido nuestros respectivos votos arribando a una decisión por unanimidad, excepto con relación al juicio de culpabilidad de Jessica Morales Cruz, respecto al cual la decisión es por mayoría, ya que el Juez Max Escalante Quirós se aparta y dicta absolutoria. Todo ello según los motivos de hecho y de derecho que a continuación expone el pleno del Tribunal. Esta sentencia se emite dentro del plazo legal. CONSIDERANDO: I.- SUMARIO DE LAS DECLARACIONES EN EL DEBATE: 1) Declaraciones de los imputados. ANGEL ALFREDO ARRIOLA GUITY: Me abstengo de declarar. FRANCISCO RODOLFO CABRAL BERMÚDEZ: Me abstengo de declarar. JESSICA MORALES CRUZ: Trabajo muy fuerte, me dedico a la importación y distribución de perfumería fina. Desde que tengo 14 años trabajo en esto. Importamos de Estados Unidos y Panamá. Tengo una cadena grande de tiendas que se llama Perfumania y Pink and Plus. Represento la marca Mujer Ventas por Catálogo, hago revistas para que las amas de casa vendan, que no tiene horario fijo. Tengo otras tiendas, en cada provincia hay una mujer. Las mujeres compran

6 nuestra revista, compran nuestros productos y van y venden, ganan un porcentaje de lo que venden. Nos ayudamos mutuamente tanto ellas, porque son de clase baja o estudiantes. Yo importo muchas marcas, llamativas, como Paris Hilton, Perry Ellis. Importo ropa de Estados Unidos y ellas las venden. Perfumania es una marca de Estados Unidos y yo la represento. En CR solo hay dos marcas y la mía es muy competitiva. Tengo muchas marcas inscritas en el Ministerio de Salud y en el Registro de la Propiedad. Pink and Blues vende Victoria s Secret. Tengo contrato con Victoria s para vender para CR en todas las tiendas del país. Mi contrato dice que no puedo abrir tiendas pero sí vendo a través de Pink and Blues y distribuyo y compro debidamente a la marca. Mi empresa está por mi familia, mis hermanos trabajan conmigo y mi mamá, somos un conjunto familiar. Aparte tengo un hotel, un campamento en Poás de Alajuela que hace retiros espirituales, soy cristiana, organizamos eventos con iglesias cristianas y les alquilamos para eventos, hay salón gigante, vendemos catering service. Tenemos apartamentos de alquiler, así como un sinnúmero de deudas hipotecarias sobre nuestras propiedades y bancarias. Somos una empresa de inversión, movimiento constante, en mis cuentas entra y sale dinero constantemente. Los productos que comercializamos son de lujo, no necesidad, las marcas Carolina Herrera y otras. Son de muy alto costo, tanto para pago impuestos y la venta en sí. Estamos comprando con deudas muy grandes en Los Estados Unidos. Sara s Scents, por ejemplo, nos da crédito, la misma Victoria s y Carolina Herrera. Tenemos una planilla grande de 50 empleados y desde que esta situación pasó empezamos a cerrar tiendas y negocios. A tal punto que mi empresa tiene una deuda de más de 50 millones de colones con la Caja. A mediados de setiembre 2013, conozco muchas gente que llega a mi negocio, trato de no salir afuera a rozarme, mi grupo de gente con que me relaciono es muy pequeño, amigos muy escogidos. En el 2012 y parte del 2013 sufrí un divorcio del amor de mi vida, padre de mis hijos. Este señor por la cantidad de tiendas que tengo y mujeres que trabajan para mí. El perfil de los administradores es de mujeres muy jóvenes y bonitas. Mi esposo se relacionó con una de mis empleadas, tuvo un romance y llevó a quebrar mi matrimonio. Me volví a casar con él otra vez. Dado lo que yo estaba pasando, me

7 sentía muy sola, mi trabajo me consume mucho tiempo, necesita mucho de mí y por eso aunque otras áreas de mi vida empresarial son exitosas, otras no las desarrollé tan bien. A mediados de setiembre 2013 conozco a Ernesto Ugalde, es empresario, lo conozco como transportista, fincas de ganado y lecherías. Tiene un hijo que se llama Marlon Ugalde y la esposa es Lisbeth Jiménez. El ha sido amigo mío y de mi familia por muchos años, es de suma confianza, lo veía como un tío, padre, en quien podía confiar. Yo desde 2010 para ayudar a la familia, su hijo Marlon siempre ha sido tortero y le empecé a dar a Marlon para que me empezara a maquilar. Nosotros también diseñamos ropa. Son cantidades muy fuertes, de una blusa son 1000 que se hacen. Marlon se encargaba de eso, él con la plata de su papá hacía la inversión y me traía la pieza terminada y yo la vendía. Don Ernesto tiene un nivel de vida muy alto, su esposa también pero no le gusta hacer nada, así que de un tiempo para acá empezaron a tener problemas económicos fuertes. Ernesto me pidió dinero prestado, me decía que hiciéramos negocios, que lo contactara con personas, se puso a transportar perfumes, le prestaba los permisos sanitarios, le nacionalizaba perfumes a la esposa o cuñada. Don Ernesto tiene una finca en Pococí que se dedica a la lechería, cría ganado. Hizo un préstamo sobre esa finca al Banco Nacional por doscientos millones y su esposa y sus hijos por inversiones lo llevaron a la quiebra. Fue a Guatemala a importar mezclilla y su hijo fue secuestrado supuestamente y le quitaron el dinero. El señor se vio en necesidad económica muy fuerte. Lo vi llorar, que iba a perder la finca. Conforme los negocios que tenía con él, tenía una relación muy fuerte con él. A mediados de setiembre y principios de octubre Ernesto me dijo que conocía unos franceses muy adinerados que le iban a comprar la finca. Dijo que los conoció en San Carlos, que los conoció por un agente de bienes raíces que le dicen repollo. Me dijo que me los quería presentar, yo paso muy ocupada pero él es muy allegado a mí. Me dijo que ellos podían conseguir perfumes. Le dije que los trajera. En la bodega que tenía en ese momento tenía cámaras en el portón. Cuando Ernesto llegaba me tocaba el portón, yo le abrí, venían estos dos señores o tipos. Estos señores venían en el carro con Ernesto, atrás. Se bajó el primero y dijo que se llamaba Allan Sergei (señala al imputado Ángel Alfredo Arriola Guiti) y que ahora

8 dice llamarse Ángel Alfredo, dijo ser francés. Después se bajó el otro y dio que se llamaba Francis. Me dijeron que venían a CR a hacer negocios. Que habían trabajado para el gobierno, como diplomáticos o en un banco. Caminaron a mi bodega, vieron mis perfumes. El señor solo reconoció Dolce y Gabbana. Venía muy bien vestido. Hablaba muy poco español. Con quien me relacioné más fue con Allan Sergei, el que está de camisa blanca. Me cuentan que estaban en San Carlos, estaban comprando propiedades, que estaban haciendo negocios con gente de Grecia y San Carlos. Me preguntaron qué negocio bueno tenía para ofrecerles. Les dije que solo sé importar y vender perfumes. El hombre empezó a hablarme de una plaza en París, que me podía contactar con Chanel. Me pidió una tarjeta de presentación, yo se la entregué. Desde esa tarde comienza a mensajearme, a cortejarme, a enamorarme. El escribía bien el español. Poquitas veces hablábamos en inglés. Su idioma natal es el creole, dice que es francés puro. No tengo tiempo para devolver mensajes pero estaba sola, acababa de divorciarme, triste por perder a mi esposo y a una empleada, dolida y sola. Me recordé de ese hombre que me escribía y dije que me iba a dar una oportunidad y comencé a devolverle los mensajes y hablar con él. Esto transcurrió una semana después de conocerlo. Después empezó el ataque de Ernesto, que lo conociera o que saliéramos a comer, entonces lo comenzó a llevar a mi bodega donde paso todo el tiempo. Hablaba mucho de la biblia, de Dios, tenía un conocimiento increíble de la palabra de Dios. Me llamaba la atención, me dejaba impactada y pasaba tiempo con él en mi casa. Empezó a amanecer conmigo, empezamos a tener relaciones de pareja. Durante el tiempo que visitaba mi casa no dormía, pasaba muy ansioso, fumaba mucho, tomaba, recibía cantidad increíble de llamadas toda la madrugada. Cada vez que lo llamaban hablaba diferentes idiomas. Creo que estamos frente a un personaje de muchas características y personalidades. Tenía muchos teléfonos, el cual solo tenía el número de uno. A él siempre lo acompañaba el otro señor Francis. Me dijo que era su compañero, ayudante o asistente, él usaba la palabra técnica. Cuando lo iba a recoger lo recogía frente al Hotel Costa Rica, frente al Museo Nacional. Había momentos en que no podía ir por él y mandaba a mi hermano o a José Céspedes uno de mis

9 administradores y se puso super bravo, que no le gustaba que le enviara a nadie, ese día lo vi agresivo, como si hubiese sacado otra personalidad. Se metía en mi cuarto y no quería salir, la empleada le servía el almuerzo y la cena ahí. El salía e iba directo a meterse al baño. En mi casa hay cámaras de seguridad por todo lado. Él mismo las desconectó. Cuando entré al cuarto los cables estaban zafados. Le dije por qué hiciste eso. Él dijo que no sabe quien ve esas cámaras. Yo tengo tantas cosas en la cabeza, quería agradarle, ya estaba enamorada de él, del francés Allan Sergei, adinerado. Llevaba rollos de billetes en las bolsas de sus pantalones. Estoy acostumbrada a ver dinero en mis negocios. Él me decía que lo ayudara a contar dólares porque su moneda es el euro. En una ocasión me pidió que le prestara cincuenta mil euros porque estaba haciendo un negocio. Decía que no tenía papeles para cambiar los dólares por euros. Eso me lo pidió por teléfono. Le pregunté: -cuándo me da los euros. Llamé a mi agente personalizado que me diera los cincuenta mil euros. Karla fue a retirarlos. Se los di y me dio 71,200 dólares inmediatamente. Él los contó conmigo. Nunca lo vi como un hombre sin dinero. Él me pide otros cincuenta mil euros, vuelvo a hacer lo mismo, mando a pedir la plata pero no me los ha regresado. Me dijo que le mandara los cincuenta mil con Marlon. En eso llegó Vladimir, mi agente de aduanas y fue a traerme los cincuenta mil. Le dijo a Marlon que los contaran en el baño. Los metieron en una caja de Curves. Se me dijo que Marlon no contó la plata, qué raro. Me dijo: -algo no está bien. Dijo que tenía una desesperación por irse y Marlon se fue con mis cincuenta mil euros. Después de ahí empezó la farsa, el ardid y el engaño. Yo conozco a Ernesto Ugalde, el autor intelectual de esto, desde que tengo 14 años de edad, desde que empecé a ejercer el comercio en mi país. Marlon se fue con los cincuenta mil euros que extrañamente no quiso contar. El señor Allan me mandaba ramos que nunca en mi vida había visto, regalos finos, mensajes de amor. Venía pidiéndome el dinero. Me preguntaba si le podía conseguir un millón de dólares, me salió que ocupaba comprar una propiedad que estaba negociando en Escazú, le dije que no podía porque venía diciembre y no tenía ese capital para entregárselo. Llegó a mi casa, habló con mi hija le dijo que nos iba a llevar para Francia. Mi hija desde el primer momento dijo que no le gustaba, que no lo quería

10 en la casa pero yo ya me había enamorado cuando me hablaba del Señor y en la intimidad. En mi entorno soy muy cerrada, por eso no tenía grandes pretendientes, solamente él, para mi desgracia. Ernesto empezó a visitarme con más frecuencia, diciendo que estaba en quiebra y que ocupaba venderles la propiedad, que le habían dicho ellos que si cancelaba la hipoteca ellos se la comparaban. Ernesto me pidió un millón de dólares y le dije que no tenía en ese momento. Ellos insistieron e insistieron. Viene este tipo y me ofrece matrimonio. Me dice que nos casemos porque según mis creencias no puedes practicar sexo si no está casado y yo le dije que eso me molestaba. Así que me dijo que nos casáramos el 28 de diciembre y que nos fuéramos a Francia. Le pidió mi mano a mi hermano. Mi hermano lo fue a dejar al hotel Costa Rica y le pidió mi mano. Ahí las cosas cambiaron, volví a sonreír, me decía que tenía mucho dinero y eso no me importó porque yo estaba muy enamorada. Él me decía que todas las mujeres estaban con él por dinero. Ernesto empieza a presionar junto con él, con el bendito millón de dólares para comprar la propiedad. Les explico que no lo poseo, que entra y sale dinero, igual fueron muy inteligentes, Ernesto sabe que en aduanas después del 15 de diciembre todo se pega. Yo después del 12 de diciembre no importo absolutamente nada y comienzo a recoger dinero en fuertes cantidades y a partir del 8 de diciembre pago todas mis deudas a mis proveedores de Estados Unidos. Les dije que tal vez podía recoger el millón de dólares pero que ocupaba por lo menos cinco días para recoger todo. Así que frené la importación el día como once de diciembre. Y empecé a recoger el dinero. Incluso fui a la agencia para comprarle un carro, una Prado blanca. Como es de piel oscura pensé que se iba a ver guapo. Le iba a alquilar un apartamento en Santa Ana, la zona más cara, que ya no siguiera viviendo en un hotel. Él decía que eso era pasajero, que nosotros nos íbamos para Francia. La persona que aparece en el pasaporte no es él. El tiempo pasó, Ernesto venía todos los días a recoger dinero. Él constantemente en lo mismo, llegaba en las noches, cenábamos juntos, me gusta cantar y él escribía canciones. El 16 de diciembre el señor Ángel, que conozco como Allan, estaba inquieto, diferente. Me dijo: -cuánto dinero has recogido del negocio. Le dije: -no sé. Necesito que me digas rápido porque necesito hacer un negocio. Que tenía

11 prisa porque sus dos hijas en Francia lo llaman y le piden que regrese y necesitaba llevarme con él. Yo vendo al por mayor, cuando le facturo al Rey, La Gloria, La Universal, son 30 o 40 millones. A ciertos clientes les doy crédito y tiempo. En un momento tuve como treinta y pico de millones, los guardé. Casi no mantengo efectivo, todo lo tengo en las cuentas, en el Banco de Costa Rica y Banco Nacional. Tenemos 4 tiendas en la Coca Cola. Yo tenía unas treinta y dos tiendas que después del destrozo que hicieron solo me quedaron dieciséis, el resto tuvo que cerrarse. Perdió el trabajo más de 40 personas. Tenemos agentes de ventas en todo el país, comienzan a depositar. En eso llegó Ernesto, que ocupan la plata, que necesitan firmar todo donde Guardiola. Le dije que lo único que tengo son como 600 mil dólares y no el millón. Dijo que le diera eso. Me extrañó. Empecé a solicitar al banco el dinero. Esto no fue el 16 de diciembre sino el 12. El Banco me llama el 16 para decirme que no puede darme el dinero. Llamo a Ernesto y le dije que no puedo sacar ese dinero del banco, me dicen que eso no es normal. Me dijo que no le diera un cheque de gerencia, que esos franceses son unos desconfiados, me dijo que presionara. Les dije a los del banco lo que me dijo Ernesto. Les dije que me tenían que dar mi dinero. El gerente del Banco me dijo que se iban a soltar las alertas, pero como no tengo nada que temer. Les dije que era para pagar una propiedad y a mis proveedores en Estados Unidos. Ese dinero no es mío, pertenece a mis proveedores, a deudas. Aún tengo muchas deudas, como la Caja. Del día que me estafan al día de hoy se me embaraza la mitad del personal y sin seguro, no podía pagar porque era una planilla de millones, a mis proveedores les debía trescientos seis mil dólares. A una compañía en Miami le debía cientos de miles, no me volvió a vender. Mi empresa funciona a la mitad, pero he luchado para hacer castillos con las rocas que me dejaron. Le llevé los papeles al banco. Según ellos para la propiedad que iban a comprar. Ese señor me dijo que apenas fuéramos a Francia, iba a hacer transferencia por wire para que yo pudiera pagar a mis proveedores. Le dije que para qué era esa propiedad. Le dije de ignorante que cogiera doscientos mil colones para pagar parte de la propiedad. Quedamos en que ese dinero me lo iban a devolver. Don Ernesto dijo que ese dinero era para él pagar la hipoteca. Dijo el gerente del banco que una vez afuera

12 ese dinero nadie se lo va a aceptar, no lo va a depositar en ningún lado. El banco me dice que tiene el dinero preparado para el día 17, los señores me dicen que van a firmar el día 17, que no tema, yo conozco a don Ernesto desde los 14 años, le he prestado dinero, confié. Mi error fue haber entregado en efectivo el dinero. Fue tanta la insistencia de los dos, Ernesto y Allan, en que tenía que ser efectivo y ojalá solo billetes de cien dólares. El 17 de diciembre el banco me llama y me dice que tiene el dinero para mí. Repito que no me gusta salir mucho, no me gusta mezclarme con la gente. En una oportunidad iba al banco y me asaltaron en el banco de San Joaquín de Flores y por eso quedé que no voy al banco, y en la compañía hay una persona que va al banco. Le dije al gerente del banco que iba a mandar una autorización para que le entregara todo a mi asistente. Me dijo que no había problema. A eso de las once de la mañana, desde la pura mañana, Ernesto era una sola llamadera, yo le decía: Ernesto sí, ya voy a sacarla. Karla va a las once al banco con el esposo, yo tenía una cámara, llega Ernesto, pensé: -qué desesperación por la plata, de veras que está quebrado. Parqueó el carro y se puso a hablar por teléfono. Estaba muy ocupada y me puse a trabajar. Llegó Karla a las doce con una bolsa de seguridad con el dinero, no de basura. Antes que Karla salió del banco, el gerente la llamó, que mejor no sacara esa plata, que hay gente que matan por menos, que no era mi patrón sacar tanto dinero. Por tanta insistencia y por el señor aquí presente, que me llamó cien mil veces y yo era el objetivo. En la cajuela venía una bolsa de seguridad del banco con el dinero. Saqué la bolsa, en mi vida había visto tanto dinero juntos, yo me asusté, por esto me pueden matar. Fui a la bodega abrí la caja fuerte saqué ciento y pico de mil de dólares en fajos de cien y lo junté con lo que traía Karla. Me monté al carro, Ernesto me dijo que fuéramos a mi casa que quedaba como a 500 metros. Abrí el portón de mi casa, desde antes Allan me había llamado, le dije que le dijera a la empleada que se fuera a la casa de mi mamá. Llegué a mi casa no preciso hora, como A la una llega el hijo de Ernesto con estos dos tipos. Tocan el pito, entran. Le digo a Ernesto: -Esta plata yo la debo, esto no es mío, usted sabe que esos tipos fueran unos estafadores. Y él me dice: -este es un hombre de Dios. Entraron los dos. El me besó como siempre, me abrazó. Me pidió el dinero. La

13 bolsa tiene como un zipper. Abrí la bolsa y que lo contáramos. Me dijo que estaba loca que iba a durar mucho. Le conté de la diferencia que estaba por fuera. Comenzaron ellos a hablar, no contaron el dinero, lo volvimos a echar en la bolsa. Me pidió almuerzo, el tal Francis salió con Allan a traer refresco. Regresaron y les di almuerzo. Lo que había era algo que no le gustaba, así que le hice una sopa de mariscos rápido. Porque me dijo que se sentía mal. Al ser tipo cuatro de la tarde, almorzaron, él se tomó un trago. Ernesto almorzó, reposó, vio las noticias en mi casa. Después andaban una maleta color negra en mi casa, dividieron el dinero, mitad en una maleta y mitad en otra. Ernesto salió con Allan y Marlon con Francis. Cada uno se montó en un carro diferente. El se despidió de mí, antes estábamos acostados en la cama, acariciándome el cabello, me dio un beso, que ya se iba, que iba a hacer negocio y se fue. Pregunté por qué dos carros y me dije: qué inteligentes, seguro es para que no los asalten. Me sentí como rara. Yo no dije al MP que me emborracharon o drogaron, solo me sentía rara, no sé si cuando me dieron la Coca Cola tenía algo. Fui y me arrecosté. Dormí hasta cuando llegaron mis hermanos, yo vivía con el que estudia leyes y el menor y mis hijos. Cuando él llega me pregunta qué me pasa, que Karla me estaba llamando y no contestaba, le dije que me ardían los ojos y no me sentía bien. Al día siguiente, cuando me levanto y mi hermano se había ido, veo que es muy tarde. No había llamado a Ernesto, ni me había llamado a mí, ni supe nada, qué sucedió. Yo tenía un teléfono comercial y uno personal. Yo me había llevado el personal a la casa y el comercial lo dejé en la bodega. El mío no lo utilicé. Llego al día siguiente a trabajar, me siento como dormida, como si hubiera tomado un montón de pastillas para dormir, con los ojos pegados, cuando me di cuenta que era tarde, me puse a trabajar. No preciso exactamente la hora, recibí otra llamada de una mujer que hasta el día de hoy quedé super confundida. Me dice que se llama Sasha y que si conocía a Allan Sergei y le dije que sí. Me dijo estaba siendo detenido en un hotel. Me dijo que le buscara un abogado. Yo me pregunto que si para mí era Allan Sergei la persona que me llama, me dice ese nombre. Llego a la conclusión de que eran mujeres que andaban con él. No sé quiénes son ellas. Si para ellos era Ángel Arriola Guiti, para mí era Allan. Empieza lo peor de esta historia. Estaba enamorada. Soy una

14 mujer pudiente, muy posesiva, sentí que mi hombre estaba en problemas, no creí que era un estafador. Inmediatamente, no tengo abogados que ven estas áreas, solo notarios, propiedad intelectual, así que llamé a Vladimir porque su hermano es abogado y trabajaba en Arias y Muñoz. Llamamos al hotel Gran Costa Rica, ahí nos dijeron no había ningún Allan Sergei y ningún operativo y quedé peor. Me refieren a la hija de los abogados y me dice que le cuente la historia. Ella me dice que algo no concuerda. Ellos mandan a averiguar. Me llama y me dice que el hombre que está detenido no se llama Allan Sergei, que no es francés, que lo encontraron con dos mujeres, me dijo que creía que yo fui estafada. Le dije ya no me importa, mande un abogado. Me dijo que ellos no se metían en esas cosas porque ese bufete guarda mucho la apariencia y me mandan donde Adrián Bonilla Juncos y él me manda a que solo por ir le deposite diez mil dólares. Adrián viene y se encuentra con un hondureño llamado Ángel, sin papeles, status ilegal. Se topa con Francis que se llama Francisco Cabral. No son franceses. Andaban con una nicaragüense y otra hondureña. Y Adrián me comentó que Allan, o Ángel le dijo que ese dinero viene de una señora, la que lo mandé a representarlo, dijo: -yo la estafé, yo la robé. Le envié al fiscal los papeles de mi cuenta bancaria, de que ese dinero era limpio. Nunca me escondí de la situación, aún sin saber quiénes eran estos hombres, no tenía temor, yo le pagué al abogado Adrián. Cuando nos damos cuenta de la verdadera situación, que es una estafa, que estos señores me engañaron durante dos meses y pido y que Ernesto Ugalde fue el autor intelectual porque él los llevó y me los puso para que me hicieran una estafa. Ese día veo las noticias donde aparece que a los señores los habían encontrado en un hotel, que habían encontrado droga, mapas. Esos mapas son los planos de la finca por las que di el dinero. También las noticias dicen que encontraron papeles de cuentas de costarricenses que ahora no están en las pruebas. Los papeles del retiro de dinero él los andaba porque así lo dicen las noticias. Llamo a Ernesto para pedirle una explicación y me dijo que me callara, no hable por teléfono. Ernesto empieza a decirme antes que mandara los abogados, que él no cree. Le dije que quien me trajo esos hombres fue él. Me dijo que era un malentendido. Le dije que por qué aparecen en otro lado con el dinero. Según Ernesto los dejó en el hotel, ellos se

15 bajaron para cambiarse con las maletas y que les dio la hora del burro esperándolos y que me estuvo llamando pero yo no contesté el teléfono. Que después lo llama y tuvo un contratiempo de sus grandes negocios en Francia, que tuvo que guardar dinero en la caja fuerte del hotel y que iban a llamar al día siguiente, cosa que no sucedió, porque el 18 de diciembre estaba el señor festejando el atraco, fumando, e hizo un escándalo, llamaron a la Policía Municipal y le encontraron el dinero en una bolsa de basura que no le entregué, lo encontraron con dos mujeres. Ahora Jessica que es la estafada encuentra la salida porque la Policía Municipal los agarra por una estupidez de ellos mismos. Le vieron un boleto de avión que ya se iba el día 19 para Guatemala. El hombre se desaparecería con el dinero y Ernesto no me queda claro. No había ninguna propiedad, no sé si iba a estafar también a Ernesto. Eran cuatrocientos cincuenta mil y ciento diez mil dólares. Yo contrato a los señores de Arias y Muñoz. Me toca de abogada Carolina Muñoz, quien me aconseja que como era 20 de diciembre ya el MP iban a cerrar, que yo estaba muy mal, que aún no pusiera denuncia. Cerré la bodega, me puse en estado crítico. Ese 10 recibí una llamada de Allan a mi celular, que lo perdonara, que lo había hecho por insistencia de Francis y que después que me había quitado el dinero se había arrepentido y Francis le dijo que tenía que llevárselo porque si no lo mataba a él o a mí. Le dije que era un estúpido, yo realmente lo quería para algo serio. Me pidió perdón. Mi hermano regresa de gira y junto con el esposo de Karla busca a Ernesto para que le de cuentas de lo que pasó. Dijo Ernesto a Víctor Hugo: -A ese hombre lo conocí en San Carlos, por medio de Repollo, le juro que yo solo quería vender la propiedad, el resto lo hicieron ellos. Entonces mi hermano le dice a Ernesto que vamos a denunciar. Ernesto le dice que no, mi hermano le dice que me tiene que acompañar. Le dijo: -Víctor, si yo voy a denunciar aquí se van a destapar un montón de cosas. Pasó lo que la escueta investigación del MP. El día 23 de diciembre Ernesto Ugalde llamó a mi hermano y le dijo que yo sé que soy el culpable de lo que sucedió pero yo no quiero que ustedes denuncien porque eso me va a traer a mí muchos problemas, le voy a entregar una propiedad a su hermana que abarque el monto que ella perdió. Le dije a mi hermano que no quería nada, por mi integridad como mujer,

16 este hombre me llevó a la cama un montón de veces. Me casé con mi esposo a los 19 años y no tuve relación con otro hombre. Jugó con mis sentimientos, me estafa, tras de eso estoy aquí como imputada. Mi mundo se había muerto, intenté quitarme la vida en una ocasión. No por el dinero sino porque me sentía utilizada, de nuevo, él jugó con mis sentimientos. Entonces el esposo de Karla le dice a mi hermana: -No Víctor Hugo, si su hermana no quiere, que la firme usted. Así fue. Fueron donde la abogada Norma Quintero. Él fue para entregarle la propiedad a mi hermano para que yo callara. Cuando vimos la propiedad de un millón de dólares. Yo había visto la propiedad en planos. Estaba en Heredia y el MP la pasó a Limón. Cuando llegamos ahí, le entrega la propiedad y un agente de bienes raíces le dice que vale 250 millones. El esposo de Karla le dijo que estaba tan expuesto que Ernesto dijo que estaba engañando a los negros, no a mí. Le dijo que estaba dándole una propiedad con una hipoteca de 200 millones, o sea solo le estaba dando noventa mil dólares, que nos íbamos al MP. Entonces Ernesto le firmó a mi hermano la propiedad el 23 de diciembre de otra propiedad de 180 millones de colones donde Norma. Los abogados me dicen que ponga la denuncia hasta enero porque el MP estaba cerrado. Yo tomé la propiedad y me fui para la casa en la playa y me metí ahí hasta el 5 de enero. El 5 de enero salí, fui donde los abogados a escribir la denuncia. Cuando les conté que Ernesto me dio la propiedad para no denunciar me preguntan qué quiero hacer, yo dije que quiero denunciar. Me dijeron que tenía que contar la verdad para que esto progrese, tomé la decisión de poner la denuncia contra Ernesto, Ángel, Francisco Cabral. Creo que en ese momento contra Francisco no, sino contra Allan y Ernesto. Desde el principio el señor fiscal nunca me quiso ver como una víctima y no me trató como tal. Traté de acercarme a él, dado el problema que tengo soy muy extremista e hice mi propia investigación, soy una mujer muy inteligente, en el amor soy lo más vulnerable, amor como mujer, como hija, madre, tengo el problema que amo mucho, en extremo. Yo pensé que el fiscal me iba a hacer justicia, que me iba a poner atención, pero no. Lo llamé, lo que hacía era decirme que no podía llamarlo. Le dije: -escúcheme, usted me tiene que defender, miles de veces vine donde él. La exhaustiva investigación que hizo el MP fueron dos oficiales del OIJ que fueron

17 a mi casa y los testigos que hablaron y la entrevista pequeña que le hicieron a Ernesto. No investigaron quién era yo, no se percataron de nada. Les conté mi investigación. Mi personalidad es muy diferente por eso he llegado donde he llegado. Hasta París fui. Ernesto me lleva a San Carlos, le digo que me diga el lugar donde lo conoció. Me lleva donde Repollo. Cuando Ernesto lo llama se viene una bomba, aparece otro, dice que le diga Macho, se ve de dinero. Fui a la Marisquería, donde durmieron, taxista que los llevaron en San Carlos. Hay un hombre de apellido Moisés que es de San Carlos. Fue estafado aquí por los señores. Fui al MP y OIJ, les dije que fueran conmigo a investigar, no me quisieron escuchar. Este Repollo me cuenta que estaban buscando propiedades para comprar y les presentó varias personas y andaban con caballo, Jorge Luis. Ellos mismo llaman a Caballo, al taxista Jorge Luis. Lo llamo y le pregunto si cubría a los estafadores estos. Él me dijo que nada más los llevaba y les guardaba una caja fuerte que ellos le entregaron. Que estafaron a un hombre que se llama Moisés. El taxista me lleva con mi hermano donde Moisés. El taxista conocía a Ernesto extrañamente. Cuando le cuento lo que me sucedió y Ernesto le dice lo mismo él nos dice que me calle, que aquí está mi esposa, soy sobrino del dueño de Meco y que a ellos los habían estafado. Le dije que necesitaba que fuera conmigo a denunciar. Moisés dijo que no, que no tenía cómo pagar abogados. Dijo que no por la forma en que ellos lo estafaron. El señor fue al mismo lugar, al hotel en SJ, ahí lo encontró estos dos señores para hacer un negocio de un dinero y de unas tintas. No me quiso contar más detalles, que no me podía ayudar, que no iba a denunciar después de tanta insistencia mía, luego que lo iba a pensar y que lo llame. Lo llamé miles de veces, me dijo que no lo moleste más. Yo fui al OIJ y dije lo que estaba pasando, llamé al fiscal y me dijo no sea necia no entiende que no tiene que llamarme. Le dije que no ha revisado bien la denuncia, quiénes son estos hombres. Me dijo que yo estaba en complot con ellos. Le dije que si fuera así, impúteme. Él puso en el papel que yo lo amenacé. El señor fiscal que es el mismo que lleva esta causa y la otra dice que desestima el expediente porque no encuentra que haya una estafa, a pesar que fue al BN y le dijeron que el dinero era mío, él toma el argumento de que no hay estafa. El 28 de diciembre, un año

18 después al filo de cerrar la corte y me imputa, me dijo que los dos oficiales estaban por la seguridad de él, por mi trastorno obsesivo compulsivo. Me sentí lo peor del mundo porque él creía que yo podía hacerle algo. Por contarle mi enfermedad, por llamarlo tanto. Él me abre una causa por legitimación de capitales de la que no tengo conocimiento hasta el día que me llamó. Lo que realmente aquí sucedió nunca salió a la luz porque nunca quiso ser objetivo, sino subjetivo. La suma de 600 mil dólares fue una estupidez haberla entregado, pero no hay prueba alguna que sea de legitimación de capitales porque nunca jamás he estado ligada a algo. Yo me dedico a lo que hago, es dinero limpio, salió del Banco Nacional, dinero que debo, cómo me persigue la Caja, como he bajado las importaciones, traía contenedores de Victoria s Secret. Por mi irresponsabilidad, por mi corazón. Perfumania debe ese dinero. He tenido que hipotecar mis casas. Desde los 20 años compré una casa en Monte La Cruz, es un lugar muy fino, tuve que hipotecarla. Hipotequé la mitad de mi campamento para sacar doscientos mil dólares. Porque ese negocio abarca mucho dinero en stock. Para poder sostenerme en el mercado como agente económico y no cerrar mis puertas. Yo contraté un auditor forense, Eliécer Leiva, por medio de Arias y Muñoz y me dijo que lo que encuentre sea bueno o malo lo pone en el expediente. En el 2012 reporté más de 1400 millones solo en una sociedad. Mi cuenta en el BCR movió más de 3 millones de dólares. Yo sí tengo la capacidad pudiente para haber entregado ese dinero. No tengo nada que ver con legitimación de capitales mucho menos por narcotráfico. Cómo puede el MP ponerme una acusación de esta magnitud, destrozándome psicológicamente, el MP tenía que sacar la cara por mí como costarricense. Nunca oculté, desde diciembre presenté los estados de cuenta cuando a este hombre lo detuvieron. No tengo nada que esconder, fui víctima de una estafa. Le tengo tanto temor a las cosas de Dios que le devolví a Ernesto la propiedad, tengo ambas escrituras, le dije: lo mío está en la corte. Este señor que está aquí que se hace llamar Ángel no es para mí más que un estafador. En mi investigación aparece en España donde lo captó un programa de tv donde ellos estaban intentando estafar a alguien con unos euros, esta persona llamó a la policía y puso cámaras. Contacté canal de tv y pedí que me le pusieran la cara y

19 nunca me contestaron, pero era él. Este señor no es el que está en el pasaporte. El MP fue irresponsable. No se sabe quiénes son a esta hora, que me pudo haber matado y no estaríamos aquí. A Moisés le estafaron 250 mil dólares pero no me quisieron escuchar. Hasta esta hora, aquí estoy siendo acusada de algo que no es, que no cometí, no encubrí, no planeé nada, ni tramé, yo estos hombres no sé quiénes son. Que yo entregara tanto efectivo lo hice porque estaba enamorada, porque confié en Ernesto y porque era vulnerable. Preguntas de los defensores y Tribunal únicamente. En una segunda oportunidad le presté a Ángel cincuenta mil euros y no me pagó y le di posteriormente seiscientos mil porque la suma que me pidió fue de un millón de dólares. Lo de los cincuenta mil fue el 10 de diciembre. Eso iba a ser parte del millón que él iba a utilizar pero lo menciono aparte porque lo entregué aparte. Cuando él me ofrece matrimonio todo cambia porque va a ser mi esposo, nos íbamos a casar 28 de diciembre en una playa en Guanacaste y después nos íbamos para Francia. La finca pertenecía a Representaciones Marlon S.A. posee agua, ganado, palma, Ángel la quería comprar para establecer algo aquí. Vi los planos el mismo día que les entrego el dinero, los vi, Ernesto los andaba, no sé por qué apareció con las cosas de ellos si era Ernesto el que los andaba. Yo nunca pregunté cuánto valía, pero después supe que solo valía quinientos mil dólares. Los 110 mil los saqué de una caja fuerte. Ellos salieron cuatro o cinco de la tarde del 17 de diciembre y me levanté a las 8 pm cuando vino mi hermano y luego seguí durmiendo. El hotel Costa Rica donde siempre lo dejé y lo recogí, donde nunca estuvo hospedado. Norma es la notaria de la empresa. No he llevado cursos jurídicos. Me llamaron los abogados, me la leyeron y yo la firmé. La hicieron sin sello de abogado como si yo la hubiere hecho. Cuando contrato a los abogados los contraté para defender a mi novio francés. Ellos dicen que no lo van a representar nunca pero van a buscar otro, el señor Adrián Juncos, por honorarios le pagué diez mil dólares y después le pedí que renunciara porque no iba a pagar la defensa de quien me estafó. Me dijeron Arias y Muñoz que pusiera la denuncia hasta el 5 de enero. Carolina Muñoz fue quien estuvo a cargo de la denuncia, era antigua fiscal, no sabía de legitimación de capitales, hija de uno de los dueños, no tenía experiencia. Yo la firmé el 5 de enero pero la presentaron el 8.

20 Se incorpora copia de denuncia expediente el PE, folio 8 es mi firma. Yo me di cuenta que no se autenticó mi firma porque me lo dijo después la licda. Norma. Yo llamé después y me dijeron que ellos siempre lo hacen así. Mi relación con Arias y Muñoz terminó como 4 meses después. Mantengo en mi poder un recibo de los honorarios que pagué, casi cincuenta mil dólares. No fui a denunciarlos al Colegio de Abogados porque ellos están a cargo de mi marca y no quiero tener problemas con mi marca. Bajo la dirección procesal hice la querella y la acr. No participé en la redacción de esas piezas. Ella lo redactó, me lo mandó, lo leí y lo firmé y lo entregué. Me imagino que doña Norma autenticó mi firma. Se incorpora folio 172 a 207 del expediente: A folio 190 es mi firma. También folio 228. Y están autenticadas. Esta Norma es la misma que hizo las dos escrituras que referí. Sara s Scent es una empresa constituida en Estados Unidos por el señor Dvir Segal, nativo de Israel, nacionalizado estadounidense, tiene sus bodegas, vende perfumería fina al por mayor, parte de ese dinero era de él. A este proveedor se le adeudaban 306 mil dólares, en estos momentos estoy como en 215 mil. El señor ha venido a Costa Rica a finales del mes de enero 2014, a certificar la deuda, vino a firmarme un papel que reconocía que yo le debía ese dinero. Los abogados Arias y Muñoz le explicaron lo que me sucedió y que no era que no quería pagar. Se incorporan folios 125 y 126 del legajo de prueba tomo 1: Esa es mi firma y la del señor. Desde hace 10 años existe esa relación comercial, continua. No he podido pagarle a él. El señor es un rabino judío, no ha sido vinculado en los Estados Unidos con una actividad ilícita. Número de teléfono le pertenece a Javier. Es un señor que se dedica a remodelaciones en gypsum, este señor y su esposa me compraron una franquicia de tiendas de nuestro hombre. Franquiciamos para Perfumania y Mujer ventas por catálogo. Este señor Javier Baltodano compró la franquicia para su esposa. Él es dueño del catálogo tiendas por amor, es nuestra competencia. Mantuve una relación con Javier durante algún tiempo. Tenía que hablar todos los días con nosotros. Vinculo este número con Javier porque el 18 de diciembre de 2014, que el fiscal me imputa, me llama, me dice en la acusación que mantengo relación con un narcotraficante en Limón a quien le encontraron un montón de droga porque tengo

21 un montón de llamadas a ese número. Busco. En mi teléfono dice: Javier catálogo Heredia. Ese número no sé a nombre de quién está registrado en el ICE, dice información que a nombre de Hellen Baltodano Chavarría, hermana de Javier Baltodano Chavarría. En encontramos documentos de esto. Se aportaron facturas donde aparece ese número de teléfono. El ejecutivo que se encargaba de Javier estaba en la oficina de catálogo de Alajuela, Marta Chacón Espinach y Tatiana, no recuerdo apellidos. Ellas han sido ofrecidas como testigos. Marta tiene 10 años y Tatiana tiene 6 de laborar conmigo. Conozco a Ernesto, Marlon y su esposa Lisbeth desde hace 20 años. Además de la relación comercial nos ha unido la amistad. En mi primer matrimonio quien me entregó fue él, lo veía como un padre porque desde pequeña me faltó la imagen paternal. Con doña Lisbeth era una relación buena, pero como no compartía muchas cosas de ella, no era igual que con Ernesto y Marlon. Marlon tiene 30 años, estaba chiquito cuando lo conocí, siempre ha sido muy tortero y enredado con dineros, yo para ayudarle, porque todos los negocios los quebraba, lo puse a maquilar mis diseños. Igual tenía otros negocios con él, a veces le prestaba plata, él tenía como un courier, necesitaba sacar paquetes y yo le prestaba. Los dos maletines eran negros, tenían rodines, maletas de jalar, una tenía letras blancas, uno era más grandecito que otro. Cuando entrego el dinero estaban los dos imputados, Marlon y Ernesto Ugalde. Fui entrevistada por dos oficiales del OIJ, no conozco sus nombres. No se me informó de que podía ser imputada en la causa, no se me informó de mi derecho constitucional de contar con un abogado. La entrevista fue para abril de 2014 o principios La abogada Norma Quintero me dijo que era un derecho mío plantear la querella y acr. Planteé la acción civil como en agosto Ella me explicó en qué consistía la querella y acr. Querella es que si el MP no quería continuar la causa yo podía continuarla con abogado donde podía cobrar daños y perjuicios. Esa causa de estafa lamentablemente para mí fue llevada por el mismo fiscal aquí, fue pasada al juez por incompetencia a Alajuela y está con solicitud de sobreseimiento definitivo y está para audiencia preliminar. Karla Ávila Molina es mi asistente personal y fuera de eso es una amiga. Es mi asistente desde hace 3 o 4 años. El esposo de Karla se llama Josué Darío Céspedes, quien en este momento

22 no trabaja para mí pero trabajó tres o cuatro años para mí como administrador general de la cadena de tiendas, no de los catálogos. No preciso cuánto lleva de casado con Karla pero tienen un niño como de 11 años. Vladimir Rodríguez es el asistente de asuntos internacionales y de aduanas de la empresa. Carlos Alonso Jiménez Villalobos es gerente de operaciones del Banco Nacional La Tropicana. Mi relación con él es de retiros bancarios y operaciones. Cuando hice el retiro el 13 de diciembre lo hice por medio de él, lo denegaron y me fui donde don Carlos y él ordenó el retiro y me dio el dinero. Diego Alpízar era mi ejecutivo, tenía 10 años de atenderme. Tatiana Moreno es la gerente general de sucursal de Alajuela y tiene 5 o 6 años de trabajar para nosotros y Marta Chacón Espinach es la gerente administrativa de catálogos y tiene de 8 a 10 de laborar. Marta tenía el puesto de Tatiana en ese tiempo. Inversiones Perfumania de Centroamérica SRL es la sociedad anónima que representa la marca, mueve todo lo comercial de la marca, es la sociedad con que se tramita las importaciones y los permisos, la dueña del capital social es mi persona en su totalidad con mi mamá, el 99% yo y mi mamá 1%. La abogada es la representante legal. La marca está inscrita en el Registro Público. La representante es la que puede firmar en esta empresa y soy yo. Frajess Internacional J.M.C. S.A. soy la representante. El dueño del capital social soy yo, mi mamá y una prima Jenny. Se dedica a importar ropa de los Estados Unidos. La empresa que se dedica a la venta de Catálogos es una sociedad de responsabilidad limitada, es un número, el capital social de la empresa es mía cien por ciento. En la actividad de alquiler del campamento se lleva a cabo a través de Inversiones Inmobiliarias Montana, es la sociedad que posee los bienes inmuebles de mi familia, lo trabajamos por una página, llaman a la empresa, tenemos una extensión, quien lleva la agenda es Karla. Constructora Hermanos Cosmar S.A. es Josué y María es la empresa a la que se dedica mi esposo, le gusta la construcción, hacemos reparaciones y cosas, remodelación de tiendas porque cuando vendemos franquicias la gente tiene que tener una estructura estándar de lo que ellos necesitan, entonces nuestra constructora lo hace. Dreamers Perfumería S.A. está inactiva en este momento. Era la dueña de una cadena de tiendas de Perfumería. Todas esas sociedades están inscritas, solo Dreamers está